martes, 12 de noviembre de 2013

LA LISTA DE LOS DESEOS

¿Eres de los que consiguen todo lo que se propone en la vida? A día de hoy puedo afirmar que he hecho realidad casi todos mis sueños. Te voy a contar cómo lo conseguí. Todo comenzó una lluviosa tarde de primavera en la que me encontraba en casa ordenando papeles. Entre tanto desorden aparecieron unas fotografías antiguas en las que estábamos mi hermana y yo tomando el sol en un parque de Boston. Allí pasamos tres veranos estudiando inglés cuando teníamos 14 o 15 años y puedo afirmar que fueron los mejores veranos de mi vida, así que siempre recuerdo esa época de mi adolescencia con mucho cariño. Ver las fotos después de tanto tiempo me produjo cierta nostalgia, pero también un deseo incontenible de regresar a aquella maravillosa ciudad, así que sin pensarlo dos veces, cogí una hoja de papel y  escribí  "Disfruto de un maravilloso viaje a Boston", puse la hoja de papel en un lugar visible de mi mesilla de noche y cada mañana cuando me despertaba la leía, al mismo tiempo que me imaginaba paseando otra vez por las calles y parques de Boston.  Cual no será mi sorpresa cuando varios días después, mi marido que es médico, me comentó que tenía que asistir a un congreso de medicina en Boston y que podíamos aprovechar para tomarnos esas vacaciones que tanto tiempo llevábamos posponiendo. Casi todos sus viajes son por Europa, así que me quedé asombrada. No sé si escribir mi sueño  tuvo algo que ver, pero lo cierto es que regresé a Boston y sentí la misma emoción que cuando crucé el océano por vez primera y un nuevo mundo se abría ante mis ojos. Así fue cómo comencé a creer que los sueños pueden hacerse realidad.
 
A partir de ese momento tomé como hábito el escribir en una lista todo aquello que deseaba conseguir en la vida y me compré una libreta especial, que siempre llevaba conmigo a todas partes y anotaba cuidadosamente en ella cada deseo o meta que me proponía realizar. Me interesé por esta técnica que ya existía, leí varios manuales al respecto e hice una síntesis de los pasos a seguir:
1. Debes anotar cada uno de tus deseos de forma clara y concisa.
2. Escribe tus deseos en presente, como si ya existieran.
3. No utilices palabras negativas como "ninguno" o "no", elimínalas de tu vocabulario.
4. Confía y no dudes. Pon toda tu fe en que tu deseo se lleva a cabo. Para mí, éste es el paso más importante, pues para conseguir cualquier cosa que te propongas en la vida, debes creerlo posible.
5. Da las gracias y hazlo en tiempo presente, como si ya hubieras conseguido hacer realidad aquello que deseas.
6. Puedes poner fecha a tus deseos, para conseguirlos en un plazo determinado, pero debe ser un plazo realista.
 
Continué con mi vida y con mi trabajo como contable, pero cada día hacía progresos con mi lista de los deseos e incluso incluía fotografías de algunos de mis deseos, para visualizarlos y hacerlos más reales. Al cabo de un tiempo nos mudamos al piso que siempre habíamos deseado y cada día surgían nuevas posibilidades que yo creaba con mi pensamiento. Te voy a confesar un secreto, uno de mis sueños más inalcanzables ha sido el de convertirme en cantante profesional. Cuando era pequeña tenía una voz muy bonita, mis padres decían que cantaba muy bien y llegué a cantar en un grupo que formamos en el instituto "Las Guitarras Rebeldes", pero con el paso del tiempo lo dejé y aquel recuerdo sólo se materializaba cuando cantaba bajo la ducha. Siempre he pensado que aunque un sueño parezca inalcanzable, no por ello tiene que ser imposible, así que anoté  en mi libreta de deseos personales "soy una famosa cantante que triunfa en el escenario" y continué con mi vida, imaginando que ya era cantante. Al cabo de unos meses, una de las tardes en las que estaba de compras en el supermercado, se había convocado un concurso. Aquel que mejor cantara por la megafonía el jingle del supermercado podía ganar un carro de la compra valorado en 300 euros. El estribillo era un poco tonto "Compra en Supermercados Alameda y ahorrarás cientos de monedas", pero ahí fui yo, dispuesta a ganar el carro de la compra, micrófono en mano. Cuando canté la estrofa, no sólo gané el premio valorado en 300 euros, si no que además se me acercó un señor que también estaba comprando y que resultó ser productor discográfico. Le había encantado mi voz y quería hacerme una prueba y es que cuando crees en ello, las oportunidades aparecen a cada momento.
 
Y aquí estoy ahora mismo, escribiéndote desde el estudio de grabación, donde estoy a punto de grabar mi primer disco ¿puedes creerlo?, mi primer single ha sido éxito de ventas y mi vida ha cambiado por completo. En menos de dos años he regresado a la ciudad donde pasé los mejores veranos de mi vida, he comprado el piso de mis sueños,  me he convertido en cantante profesional y he dejado el trabajo de contable con el que nunca me había sentido realizada. Y en mi bolsillo siempre llevo la lista de los deseos con la que sigo trabajando cada día y puedo decir que a día de hoy he conseguido casi todos los sueños que tenia, bueno, me falta uno, ser madre, pero ¿sabes qué? justo ayer me enteré que estoy embarazada. 
 
Muchas veces no conseguimos aquello que nos proponemos en la vida porque no expresamos claramente  qué deseamos, por eso te aconsejo que te preguntes a ti mismo cuáles son tus sueños y los escribas en tu lista de los deseos, confiando en que conseguirás hacerlos realidad. Confiar es muy importante, si dudas,  la posibilidad de realización de tu sueño se desvanece.  No olvides que lo único imposible es aquello que no se intenta o se abandona antes de tiempo. Y los sueños nunca se abandonan, pero debes creer en ellos y sobre todo creer en ti mismo. Y ahora dime ¿cuáles son tus sueños? Aquí te dejo un bolígrafo y tu lista de los deseos, que comienza con una hoja en blanco y un pensamiento, para que tú mismo empieces a dar forma a tus sueños.